Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
21 de Enero del 2018
Portada
Videos de Arquitectura

II BIENAL DE CANARIAS ARQUITECTURA ARTE Y PAISAJE


 



Enero del 2009


II BIENAL DE CANARIAS ARQUITECTURA ARTE Y PAISAJE

II BIENAL DE CANARIAS ARQUITECTURA ARTE Y PAISAJE

La Bienal de Canarias, Arquitectura, Arte y Paisaje es un encuentro cultural organizado por el Gobierno de Canarias que se celebra cada dos años. La primera edición se celebró entre el 25 de noviembre de 2006 y el 10 de febrero de 2007. La Bienal reunió a más de 72 artistas procedentes de Canarias, América, África y Europa, junto a un destacado número de arquitectos, urbanistas y pensadores de similares procedencias.

La Segunda Bienal de Canarias está dirigida por Juan Manuel Parlerm Salazar, cuyo objetivo principal se centrará en desarrollar una serie de reflexiones sobre el Paisaje Contemporáneo desde una posición crítica que permita interpretar el territorio y contribuir a crear un laboratorio continuo de investigación y análisis en el ámbito de la Macaronesia y del archipiélago canario en particular.

2C El director de la II Bienal de Canarias, Arquitectura, Arte y Paisaje, Juan Manuel Palerm, explica que el lema de la propuesta (silencio) nace al concebir el paisaje como experiencia individual. "Sentimos el ambiente que nos circunda, vivimos el espacio-territorio en modo personal, cargado de sentidos y de memorias, de momento tópicos; pero al mismo tiempo necesitamos de la mirada pública del paisaje social capaz de garantizar el sentido de nuestro devenir."
La II Bienal afronta así su segunda edición a partir del concepto silencio. Estar en silencio para oír mejor, para escuchar el sonido del mundo. Entendido como el espacio capaz de comprender los sonidos y las ausencias en esta doble apreciación del paisaje social y personal, ausencia de sonidos intencionados, como argumentó John Cage. Silencio, también como límite entre crecimiento y desarrollo, entre producción y consumo (colectivo silence). Silencio como premisa de partida para realizar una pausa, para percibir aspectos diferenciales, para escuchar lo que habitualmente se escapa, lo que pasa desapercibido. Silencio como condición necesaria para una percepción sobre las transformaciones del territorio y para el deleite de los sentidos y argumento de una serie de propuestas multidisciplinares. La esfera del silencio está repleta de sonidos que podemos descubrir. El mundo resulta cada vez más ruidoso. Crecen los contrastes y la dificultad para el hombre de relacionarse con la naturaleza. Surge, por tanto, la necesidad de comprender que alejarse del silencio puede ser peligroso y devastador, continúa Palerm, quien destaca que si bien hemos llegado a dominar la naturaleza hasta límites insospechados, no hemos sido capaces de dominar nuestro dominio de la naturaleza.
La segunda Bienal pretende mostrar claves de lectura del pensamiento contemporáneo desde el silencio, argumento elaborado a partir del engranaje de dos exposiciones simultáneas. Inmersiones, realizada en Las Palmas de Gran Canaria y Escenas y Escenarios, con sede en Santa Cruz de Tenerife. Dos propuestas que dialogan entre sí y recogen algunos de los múltiples sonidos que habitan en el silencio. El silencio como lugar donde proyectar una serie de preguntas, donde explorar la capacidad y paciencia del ser humano de escuchar la música del paisaje, de percibir y extraer del silencio la armonía o conflictos en su composición y proyectos y descubrir las formas del silencio
Juan Manuel Palerm dice que en la segunda Bienal de Canarias el paisaje es un elemento de especial relevancia, aunque en esta ocasión se aborda desde dos perspectivas: paisaje en clave de producción y paisaje en clave de consumo. "Hablamos de paisajes en claves de consumo, a partir del territorio pero no sólo como espacio onírico o de ensueño, sino como espacio real en el que se aprecia y defiende la multidisciplinaridad de disciplinas y agentes que intervienen en el territorio."

Territorio-Paisaje

"Habitamos, y es por suerte una aventura apasionante, sobre un territorio interinsular. Canarias y los archipiélagos de la Macaronesia constituyen uno de estos territorios de mar y tierra, donde cada uno de ellos se mantiene en la tensión suficiente para relatar su aparente lejanía, al tiempo que se sienten cercanos. Territorios insulares sumidos en una realidad cada vez más compleja, bella y entrañable, en ocasiones frágil e inestable. Islas autónomas vinculadas a un sistema estructural de escala superior, que conduce a cuestionarse la autonomía insular. Así, las interrelaciones de las personas, en este medio y contexto actual, construyen un entramado que supera la realidad espacial del territorio."
En este sentido, la lectura del territorio como paisaje de acción "nos convierte en actores principales. La capacidad de producción del hombre desde su más honda condición de ser humano le hace protagonista de una paradoja innata a nuestro paso por la vida. Contribuimos a la producción de los escenarios de nuestro hábitat que continuamente debemos revisar para adecuarlos a las condiciones cambiantes de nuestro mundo."
En cuanto al paisaje en clave de consumo, Palerm dice que la filosofía, el urbanismo, la pintura, la arquitectura, el cine, la fotografía entre otras disciplinas, han alimentado un imaginario que evoca un hábitat en total sintonía con el paisaje. En Canarias esta actitud viene alimentada por las voces de los viajeros británicos o de los botánicos que recorrieron los escenarios más idílicos buscando imágenes románticas de un paraíso habitable. Así, las claves de la construcción del paisaje insular se remontan no sólo a la historia local, también hay que bucear en las lecturas que aporta un recorrido por la estética occidental que nos ancla en el mundo.
A comienzo de los años 60 Canarias reconvierte su economía agraria en la industria turística y se convierte en destino preferente de grandes masas de visitantes que buscan deleitarse con su paisaje, tomar baños de sol y disfrutar de la playa y del confort ambiental. La inexistencia de una estrategia de ocupación del espacio hace que surja una serie de episodios individuales guiados por la lógica del máximo aprovechamiento.
"El consumo y el ansia de la costa genera en las islas una explosión inmobiliaria de baja calidad arquitectónica que busca asentarse en franjas costeras. A pesar de todo, las grandes inversiones conducen a la sociedad canaria hacia la deseada sociedad del bienestar. Esto contrasta con la exigencia de espacios paisajísticos para el deleite. Frente a esta paradoja, Canarias actualmente posee unas condiciones paisajísticas que merece la pena preservar frente a otros contextos. De los catorce Parques Nacionales del estado, cuatro están en Canarias a lo que se suman ciento cuarenta y dos espacios naturales catalogados. La protección de importantes zonas del territorio resulta imprescindible. Lo cierto es que los paisajes expresan las consecuencias positivas y negativas de nuestras acciones, de los complejos procesos interdisciplinares originados desde el principio de los tiempos", añade.

Exposiciones

La exposición documental con la que se inaugura la segunda Bienal de Canarias trata de analizar las intenciones e intervenciones que se han ido sucediendo en el paisaje insular en las distintas escalas del territorio, sin olvidarse de aquellas propuestas líricas que saborean el aroma del paisaje con otros parámetros. Arquitectos, paisajistas, geógrafos, ingenieros, artistas, escritores, filósofos han enriquecido una narrativa compleja que plantea múltiples interrogantes a un concepto que resulta difícil de expresar. El término paisaje es utilizado y teorizado por especialistas que formulan diferentes interpretaciones y preguntas.
En esta edición se ha contado con dos equipos de arquitectos. Ellos tienen la misión de guiar al espectador a través de diferentes proyectos que sintetizan algunas de las propuestas más interesantes realizadas en las islas a finales del siglo pasado y durante el siglo XXI. José Luis Gago Vaquero y Amigó, Machado y Arricivita Arquitectos, comisarían dos grandes exposiciones. Una realizada en Las Palmas de Gran Canaria y titulada De la sima a la cumbre. De la naturaleza a la protección del paisaje. La otra, ubicada en Santa Cruz de Tenerife, lleva por título Territorios del paisaje.
Palerm cree que la Bienal de Canarias es un foro adecuado para iniciar esta tarea, sobre todo por la proyección que tiene en el tejido social y en los foros de debate paisajísticos. Se trata de llevar a la sala de exposiciones una serie de proyectos para que los espectadores conozcan sus aportaciones. Por otro lado, es también importante la manera de transmitir esta información, de contar al público las aportaciones de estos documentos.
 
Presiona para escuchar la noticia (puedes estar informado, sin necesidad de leer)


Fuente: laopinion.es

Tags: ii bienal de canarias arquitectura arte y paisaje bienal arquitectura bienal arquitectura canarias arquitectura arte paisaje.



Arquitectura Hoy © 2008