Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
21 de Enero del 2018
Portada
Videos de Arquitectura

EL OBELISCO HORIZONTAL


 



Enero del 2009


El Obelisco horizontal

El Obelisco horizontal

Darío Camisay ganó el certamen que busca el nuevo icono Argentino

El mendocino que creó el “Obelisco horizontal”

“La puerta del Plata” es uno de los tres proyectos ganadores del “Concurso Internacional de Ideas e Imágenes para el Bicentenario de la Independencia Argentina”, que busca un nuevo monumento distintivo para la Buenos Aires del siglo XXI. El joven arquitecto local Camisay coordinó desde España este proyecto. En primera persona, cómo se siente construir el que podría ser el emblema de todo un país.

Uno de los tantos eventos que se vienen preparando para conmemorar los 200 años de la Revolución de Mayo fue el "Concurso Internacional de Ideas e Imágenes Argentina 2010 -Bicentenario de la Independencia Argentina", convocado en 2008 por la empresa IRSA en conjunto con el gobierno de Buenos Aires y la Presidencia de la Nación.

Uno de sus ganadores, el arquitecto mendocino Darío Camisay (29), habló con Los Andes de su propuesta "La Puerta del Plata", la cual coordinó desde el grupo I+D+i (Investigación + desarrollo + innovación) del estudio de arquitectura navarro AH Asociados.

“La idea del concurso era buscar una nueva imagen para la Buenos Aires del siglo XXI, un icono tipo Estatua de la Libertad, Ópera de Sydney o el Taj Mahal -comenta Camisay, de paso en su provincia natal-".

"El área de acción era el Dock Norte de Puerto Madero y alrededores. En los concursos de arquitectura suele haber muchas condicionantes (metros cuadrados, espacios obligatorios, entre otros); en cambio éste era verdaderamente de "tema libre": permitía imaginar sin restricciones. Pero esta "amplitud" tenía algo de trampa, en el sentido que podía llevar a pensar en una simple forma sin contenido, que es casi la tendencia actual en arquitectura: puro ornamento, estructuras muy locas pero que se quedan en eso que yo llamo “arquitectura revistera’".

-¿Como que la deconstrucción ha desembocado en un manierismo… ?

-Claro, por eso en lo primero que pensamos fue en el Museo Guggenheim de Bilbao (Frank Gehry, 1992-1997), un delirio de curvas de metal y maderas contrachapadas, que en su momento cumplió perfectamente su objetivo: hacer de Bilbao un lugar conocido en todo el mundo, gracias a su extravagante impronta en el primer plano de la urbe.

¿Pero era factible que algo similar, es decir, un edificio que "sobresaliera" en el horizonte de una ciudad para devenir su símbolo de identificación inmediata, aconteciera en Buenos Aires?: esa fue una de las primeras preguntas que nos hicimos a la hora de empezar a trabajar.

-¿Se le puede "imponer" a una ciudad, un icono?

-Y... no: el icono existe en tanto la ciudad lo hace suyo, como pasó con la Torre Eiffel, el Big Ben o, si vamos atrás en el tiempo, con las pirámides o el Coliseo romano. Una obra arquitectónica o una simple escultura, como el Cristo Redentor en Río, sólo puede transmitir al mundo el alma de la ciudad cuando la gente la ocupa, la habita, en definitiva, cuando la asimila a su vida cotidiana.

2010: el año que hicimos contacto

Hace cien años, la parafernalia alrededor del primer centenario incluía desfiles de soldados, exposiciones de vacas, banquetes para diplomáticos de medio pelo y libros que ensalzaban a la Argentina como "granero del mundo" y "crisol de razas".

Mientras tanto, las razzias contra los inmigrantes -que traían de los barcos el "virus" agitador de la anarquía y el socialismo- se intensificaban con la venia dada por el discurso científico de la época, lombrosiano y tan xenófobo como las patotas de "chicos bien" que deshacían mítines y huelgas. Y aquel centenario también tuvo un concurso de "imagen" para el país, el cual (¡coincidencia!) lo ganó un estudio británico: por eso el edificio resultante se lo conoce como "Torre de los Ingleses"…

-Otro monumento, cómo llamarlo, ¿fálico?

-Sí, desde lo formal, se sabe, Buenos Aires tiene muchos hitos verticales: el Obelisco, la Torre de los Ingleses, el Kavanagh. Por eso nosotros nos arriesgamos y optamos por un edificio horizontal, de casi cinco cuadras de largo, y que va afilándose hacia un mirador… En 1929, Victoria Ocampo invita al país a Le Corbussier, que soñaba hallar en Buenos Aires algo así como la "capital sur del Nuevo Mundo".

Pero se decepcionó: percibió a la ciudad -y al país en general- como "una gran planicie interminable", a la que faltaba precisamente ese edificio que le otorgara a la capital una imagen de ciudad moderna...

Así, Le Corbussier bocetó cinco edificios que, de haberse construido, hubieran roto, según él, con esa monotonía plana que no terminaba sino en la cordillera. Y eso lo tuvimos muy en cuenta, para lograr que el edificio se integrara cómodamente en el skyline de la ciudad.

El monumento, descripto

En la memoria del proyecto leemos la descripción de lo que parece ser la base de un barco, a la que el resto de los edificios lo completan: "Un triángulo, pero con lados asimétricos: hacia el río su forma curva permite reflejar el agua multiplicando los efectos de luz y potenciando esa primera imagen al que llega; hacia la ciudad, el edificio ofrece una fachada más urbana, un telón de fondo para proyecciones y espectáculos que pueden contemplarse desde todo el graderío, de manera que la Dársena confirma así su carácter indiscutible como espacio público unitario.

En el alzado también las tensiones de la curva están descompensadas: un extremo es estrecho y tiende hacia arriba, en un gesto de ligereza que invita a entrar, y que deja ver tras de sí el antiguo Hotel de los Inmigrantes, llegada histórica por excelencia. El otro extremo, más grueso, tiene una tensión más pausada, que lo va acompañando hasta tocar el suelo, donde se produce el acceso".

“Soñamos como con una puerta gigantesca por donde entrara el mundo entero", dice Camisay.
En efecto, esa puerta que invita a pasar por debajo de su vértice, si apelamos a los saberes de la magia y el mito, recuerda a esos pasajes transdimensionales que los antropólogos llaman "simplegades": intersticios imperceptibles entre los elementos, por donde un chamán o un héroe podía hacer entrar a todo su pueblo a otro espacio vital, seguramente al que los dioses le habían legado como destino histórico.

-Y además de lo "formal", ¿qué tuvieron en cuenta?

-Bueno, si en lo formal, la línea horizontal ordenaba el perfil con un primer plano de edificio llamativo (que unificaba todo el "desorden" de construcciones que es Puerto Madero desde los 90), la idea de algo "horizontal" se consolidó cuando pensamos en la significancia histórica del "puerto".

Y vinieron a la mente las grandes embarcaciones ubicadas siempre en la ensenada desde los tiempos de la colonia y que alcanzarían todo su esplendor en los años de la inmigración. Esas presencias sirvieron para reinterpretar hacia el futuro ese lugar de posición central que han tenido los puertos, que hoy desgraciadamente son zonas marginadas, con accesos poco conocidos, según la dinámica de las ciudades modernas, que tienden a crecer hacia las afueras, despoblando sus antiguos centros, a los que habría que revitalizarlos.
 
Presiona para escuchar la noticia (puedes estar informado, sin necesidad de leer)


Fuente: losandes.com.ar

Tags: el obelisco horizontal obelisco horizontal obelisco horizontal vertical obelisco buenos aires obelisco argentina plano horizontal obelisco hotel obelisco ediciones obelisco tello fotos obelisco obelisco atormentador obelisco de buenos aires obelisco editorial fotos horizontal obelisco bs as centro obelisco obelisco axum fotos de obelisco hotel horizontal hoteles obelisco obelisco capital federal obelisco en buenos aires galeria horizontal mapa obelisco obelisco egipto horizontal integration obelisco plaza castilla obelisco palma mapa horizontal calle obelisco obelisco barrio obelisco mallorca ciudad horizontal calle horizontal obelisco libros plano obelisco obelisco calles libro horizontal.



Arquitectura Hoy © 2008